¿Cómo levantar el telón?

Compartimos con ustedes una nota del Diario La República sobre la crisis que viene afectando nuestros sector. Con declaraciones de nuestro presidente Pedro Iturria

Puedes ver la nota completa aquí: https://larepublica.pe/domingo/2020/04/19/como-levantar-el-telon/

Temporadas canceladas, conciertos suspendidos, radiodifusores que suspenderán sus pagos. El arte, nuestro entretenido acompañante en las últimas semanas y las que vendrán, está malherido. Movimientos teatrales y sociedades de gestión colectiva ligadas a la música proponen medidas mientras sus artistas no paran de preguntarse: ¿y ahora qué?

Ximena Arroyo lleva un mes sin decir ‘mucha mierda’. Un mes sin experimentar los nervios de un estreno ni sentir la sonora caricia del aplauso. Un mes después de 18 años sin abrir las puertas de una casona colonial de mil metros cuadrados, en la cuadra 3 del jirón Ica, en el Centro de Lima: la Asociación de Artistas Aficionados o, como nos dicta la pereza, la ‘Triple A’.

En esta institución del teatro que cumplirá 82 años en junio, Ximena ha sido actriz, profesora y luego su directora. Su madre, Sonia Seminario, actriz, socia y luego presidenta. Demasiado pasado interrumpido de pronto. Ni en el 2018, cuando una triquiñuela legal estuvo a punto de arrebatarle la tenencia de la casa y el desalojo parecía inminente, el teatro paró. Un teatro autogestionado con gastos mensuales de mantenimiento de cinco mil soles.

Más que pensar en ella como actriz, su angustia anida en cómo hacer sobrevivir a un teatro sin gente. Si a eso le sumamos que es coordinadora general del teatro Julieta, en Miraflores, podríamos imaginar cómo duerme desde hace cinco semanas. Los diez talleres frenados por el coronavirus no pueden dictarse de manera virtual tal como están diseñados, dice. Y reinventarse no es un verbo tan sencillo de pronunciar.

“No es fácil decir: ‘hagamos teletrabajo’, cuando nuestra actividad está relacionada a la respiración del otro, al encuentro en directo”, sostiene. Por ahora, para palpitar esa cercanía, han apelado a los recuerdos. Preguntas en redes sociales. Anzuelos. Paliativos.

Según una investigación de la asociación cultural Playbill (con el soporte del Movimiento Independiente de Artes Escénicas del Perú), 3 mil 239 funciones fueron canceladas, representando 4.5 millones de soles en pérdidas. Y 453 temporadas levitando a la deriva.

Números de terror que muestran el impacto real de la crisis. Si bien el Ministerio de Cultura lanzó una encuesta virtual cuyos resultados todavía se desconocen, Pedro Iturria, presidente de Playbill, trabajó esta data en plena cuarentena. Él y su equipo, desde luego. Una iniciativa civil ante la falta de reflejos de un sector que todavía hoy, después de tantos ministros, carece de un empadronamiento total.

Para obtener esta información, encuestaron a gestores culturales de casi 200 compañías teatrales. Y contaron con el apoyo de Teleticket. En las próximas horas lanzarán la data actualizada con el aporte de Joinnus. Y presentarán un proyecto al Ministerio de Cultura con dos pedidos puntuales: apoyo comunicacional del Estado para que el público vuelva al teatro, y un protocolo de salud para salvaguardar al público.

Solo lanzaron la encuesta y eso tardará meses. Necesitamos acciones específicas”, clama Iturria.

Faltando trece días para la inauguración de Trama Interescénica, el encuentro anual que organiza desde hace seis años para celebrar el Día Mundial del Teatro (27 de marzo), Wili Pinto se vio forzado a reprogramar y luego, como tantos, a suspender indefinidamente. Si el año pasado habían recibido a 500 artistas de ramas diversas en Maguey —el fortín teatral que fundó hace 37 años—, esta vez contaban con 800. Y por si fuera poco, una muralización en dos distritos, y nuevas sedes en la plaza Túpac Amaru y el boulevard de Magdalena. Meses de planificación e inversión hechos polvo.

La crisis ha aflorado disfuncionalidades con las que hemos convivido históricamente. Así como el sector salud es caótico, la cultura ha estado siempre descuidada”, dice Pinto quien, en aras de la resonancia colectiva, envió un manifiesto a título del Movimiento de Grupos de Teatro Independiente para exigir una reunión virtual con la Ministra de Cultura Sonia Guillén. La moción fue firmada por 68 grupos teatrales de todo el Perú, a los que se adhirieron 145 compañías e innumerables artistas independientes. Por ahora solo hay un frío acuse de recibo virtual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s